Qué es turismo cultural


El turismo cultural, que se fundamenta en la utilización o conversión de bienes patrimoniales (naturales o culturales) y de producciones culturales en recursos de atracción turística, ha estado identificado por el investigador en turismo Richards, como uno de los elementos clave del “nuevo turismo”, que tiene que remplazar el “viejo” turismo de masas, de forma que, el “nuevo turismo” se tiene que caracterizar por la sensibilidad cultural y el respeto al medio ambiente. Richards lo define como el que permite aprender sobre la cultura de destino y adquirir experiencias nuevas según las formas de cultura que consumen.

El turismo cultural no solo se refiere a sitios o monumentos, si no que se encuentra estrechamente relacionado con el concepto de cultura. Si aceptamos que la cultura es el conjunto de aquello que las personas piensan (actitudes, creencias, ideas y valores), hacen (modelos de comportamiento, estilos de vida) y han construido (productos culturales), entonces la cultura se compone de procesos (las ideas y los estilos de vida de la gente), y de los resultados de estos procesos (construcciones materiales, entorno, costumbres…). Considerando esto, el turismo cultural también implica, además de la concepción tradicional de visitar sitios y monumentos, el ejercicio del estilo de vida de los sitios visitantes.

Definiciones de turismo cultural

Distintas organizaciones internacionales (Unesco, Consejo de Europa, Comisión Europea) han definido el turismo como el conjunto de desplazamientos de personas hacia un destino cultural específico fuera de su lugar habitual de residencia. Según el investigador Marcel Ges, el deseo de cultura es una motivación que puede establecer la diferencia entre la elección de un destino o otro.

En lo que no hay consenso es en la definición de turista cultural. Así, Marion Bywater identifica tres tipos de turistas culturales:

  1. turista cultural genuino (interesado en las actividades culturales, pero minoritario)
  2. turista (interesado en hacer una vez en la vida una visita a un sitio especial)
  3. el turista que quiere tener entre sus visitas una atracción cultural.

Así, tenemos que considerar que, como mínimo, hay 2 aspectos básicos para poder establecer elementos válidos de definición:

  • El turismo cultural no se limita al patrimonio historico-artístico, si no que también comprende las culturas populares, la producción artística y la arquitectura contemporánea.
  • En cualquiera de los productos turísticos hay un determinado consumo de la oferta cultural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: